Profesionales universitarios: ¿Capacidades científicas o habilidades?

Coinciding with the current situation of reflection on the reconstruction of our productive sectors and the implementation of the digital and environmental agendas, the Ministry of universities submits to Public Consultation a Royal Decree that, among other things, proposes an approach to the world of business for graduate university students. This approach will achieve graduates with more applied training, but it is carried out based on the substitution of part of the academic training in exchange for training in the company. This approach is analyzed in the present reflections, which offer as an alternative a closer approach of the university to Higher Level Vocational Training, with the aim that certain university degrees offer specific itineraries for students from Vocational Training. In this way, graduates with the desired practical sense would be obtained without the need to reduce their academic training, since these students implicitly have practical knowledge of the company due to their career. Apart from this, it would give an important boost to Vocational Training studies, a source of graduates with intermediate-level professional qualifications, of which Spain is currently lacking in number, not in training quality.
__________________________________

Coincidiendo con la situación actual de reflexión sobre la recomposición de nuestros sectores productivos y de implantación de las agendas digital y medioambiental, el Ministerio de universidades somete a Consulta Pública un Real Decreto que, entre otras medidas, plantea un acercamiento al mundo de la empresa en los egresados universitarios. Este acercamiento, conseguirá egresados con una mayor formación aplicada, sustituyendo una parte de la formación académica a cambio de formación en la empresa. Este planteamiento es analizado en las presentes reflexiones, en las cuales se ofrece como alternativa un mayor acercamiento de la universidad a la Formación Profesional de Grado Superior, con el objetivo de que determinadas titulaciones universitarias ofrezcan itinerarios específicos para alumnos procedentes de Formación Profesional. De esta manera se conseguiría egresados con el sentido práctico deseado sin necesidad de reducir su formación académica, pues estos alumnos por su trayectoria llevan implícito el conocimiento práctico de la empresa. Aparte de que con ello se daría un importante impulso a los estudios de Formación Profesional, fuente de egresados con cualificaciones profesionales de nivel medio de los que en estos momentos España presenta una gran carencia en número, que no en calidad de formación.

¿Universidad? ¿Formación profesional? A la universidad a través de la Formación Profesional

En los momentos actuales, hechos constatados como deficiente empleabilidad de los titulados universitarios, presión de alumnos y empleadores por una formación más aplicada, sobrecualificación de los ocupados universitarios, insistentes recomendaciones de organismos internacionales para incrementar fuertemente el número de personas con nivel de Formación Profesional, juntamente con elevada apreciación de los egresados en Formación Profesional por parte de los empleadores, está llevando a los gestores universitarios a plantear reformas en el diseño de algunas titulaciones principalmente de Grado.

El presente estudio/informe además de ofrecer datos, pretende poner de manifiesto que la sociedad española tiene un problema en el diseño de su sistema educativo en cuanto a la formación de sus profesionales en todos sus niveles, es decir se aprecian carencias serias en la planificación racional y coherente para formar los profesionales que en todos los niveles va a demandar el ámbito laboral, ámbito fundamental en el desarrollo económico y social de nuestra sociedad.

Como se muestra más adelante, el sistema educativo está razonablemente organizado para formar profesionales de alta cualificación (universitaria), pero la formación de profesionales de media y baja cualificaciones (los de mayor demanda en cualquier sistema laboral) se atiende de forma marginal a través del subsistema Formación Profesional. Ello nos ha llevado a la situación actual que, atendiendo a comparaciones internacionales, a finales de 2018 en España se necesitaba incrementar en 7.058.300 de personas con formación CINE 3-4 [1], para alcanzar la media de la EU23 en dicho nivel de formación y en el grupo de edad 25-64 años, y por otro lado a finales de 2019 teníamos 3.297.240 personas con formación superior CINE 5-8 [2] ocupadas en puestos que requieren niveles inferiores para su desarrollo.

Estos datos no implican necesariamente una mala formación de los profesionales en ninguno de los niveles, más aún, está demostrada la apreciación internacional de nuestros profesionales universitarios (CINE 6-8), así como de los profesionales procedentes de nuestra Formación Profesional (CINE 3-5), pudiéndose afirmar que tenemos una muy buena Formación Profesional, pero muy insuficiente en número de egresados por falta de demanda en el ingreso.

El presente estudio/informe pretende demostrar que una conexión natural y razonable del subsistema Formación Profesional con la universidad configurando un camino aplicado y completo, paralelo al camino académico (general )[3], Bachillerato-universidad, produciría un efecto muy positivo:
- Aumentando la demanda de plazas en FPGM al considerar que es el inicio de un camino aplicado, que, de forma lógica y razonable finaliza, como el académico, en la universidad.
- Incrementando la cifra de población cuyo nivel de formación alcanzado sea precisamente FPGM y FPGS, pues con un número muy grande de personas circulando por este camino, es altamente probable que muchas de ellas, una vez alcanzada alguna cualificación profesional (FPGM y/o FPGS) decidan incorporarse al mundo laboral, ya que les permitirá acceder a un trabajo dignamente remunerado (trabajo decente según la OIT) y planificar así su futuro, considerando la continuidad formativa en el futuro.
- Reduciendo la demanda del carácter aplicado en quienes cursen el nivel universitario, pues ya se incorporan una importante formación en la empresa a través de la formación en alternancia (o dual) obligatoria en la FPGM y/o FPGS.
- Consiguiendo un mayor nivel de motivación en quienes cursen el nivel universitario, pues al contar con cualificaciones profesionales previas, se asumirán las dificultades y exigencias de dicho nivel sin la presión social y personal que supone cuando la cualificación profesional universitaria es la primera y única, como sucede cuando se accede por la vía académica (Bachiller-universidad). Lo anterior implica también reducción en el abandono de los estudios universitarios una vez iniciados.
- Evitando la retrocualificación [4] que se está produciendo en un número importante de egresados universitarios quienes, al no encontrar ocupaciones laborales de su nivel profesional, deciden cursar estudios de FPGM y/o FPGS para adquirir las habilidades demandadas en el mundo laboral, lo que supone un derroche de recursos económicos, una ineficiencia del sistema y lo que es peor un grave deterioro de ilusiones personales y de motivaciones profesionales.
- Permitiendo una mayor selección entre los aspirantes a progresar por el camino académico (Bachillerato-universidad) hacia las cualificaciones universitarias, pues entendiendo que cuando ambos caminos (académico y aplicado) conduzcan al mismo título y con los mismos conocimientos, el académico puede no tener compromisos en su nivel de exigencia y quizá ser un importante semillero de vocaciones investigadoras.

Abstract

At the present time, facts found as deficient employability of university graduates, pressure from students and employers for more applied training, overqualification of university employees, insistent recommendations from international organizations to strongly increase the number of people with a level of professional training, together with high appreciation of graduates in professional training by employers, it’s leading university managers to propose reforms in the design of some degrees mainly Bachelor Degree

This study / report, in addition to providing data, aims to show that Spanish society has a problem in the design of its educational system in terms of training its professionals at all levels, that is, there is no rational and coherent planning to train the professionals that at all levels will demand the workplace, a fundamental area in the economic and social development of our society.

As shown below, the education system is reasonably organized to train professionals of high qualification (university) but the training of professionals of medium and low qualifications (those of greater demand in any labor system) is treated marginally through the Vocational training subsystem. This has led to the current situation that, taking into account international comparisons, at the end of 2018 in Spain it was necessary to increase by 7,058,300 people with ISCED 3-4 [5] level of education, to reach the EU23 average in that level and in the age group 25-64 years and, on the other hand, at the end of 2019 we had 3,297,240 people with ISCED 5-8 [6] level of education occupied in positions that require lower levels for their development.

These data do not necessarily imply bad Vocational training at any of the levels, moreover, the international appreciation of our university professionals (ISCED 6-8), as well as of professionals from our Vocational training (ISCED 3-5) is demonstrated, being able to affirm that we have a very good Vocational training, but very insufficient number of graduates due to lack of demand in the entry.

The present study / report aims to demonstrate that a natural and reasonable connection of the Vocational training subsystem with the university by configuring an applied and complete path, parallel to the academic High-School-university path, would produce a very positive effect:
- Increasing the demand for places in Middle Grade Vocational training when considering that it is the beginning of an applied path, that in a logical and reasonable way it ends as the academic path in the university.
- Increasing the population number whose level of training attained is precisely Middle Grade Vocational training and High Grade Vocational training, since with a very large number of people circulating along this path, it is highly probable that many of them, once professional qualifications (Middle Grade Vocational training or High Grade Vocational training) have been reached, decide to join the workplace, as it will allow them to access decently paid work (decent work according to the ILO) and plan their future, considering the training continuity in the future.
- Reducing the demand of the applied character in those who attend the university level, since an important formation in the company is already incorporated through the alternating training (or dual), compulsory in the Middle Grade Vocational training and / or High Grade Vocational training.
- Achieving a higher level of motivation in those who attend the university level, because having previous professional qualifications, the difficulties and demands of this level will be assumed without the social and personal pressure that it supposes when the university professional qualification is the first and the only one, as it happens when reached by academic means (Bachelor-University). The above also implies a reduction in the university studies dropout once begun.
- Avoiding the retroqualification [7] that is taking place in a significant number of university graduates who, finding not occupations of their professional level, decide to study Middle Grade Vocational training and / or High Grade Vocational training to acquire the skills demanded in the workplace, which is a waste of economic resources, a system inefficiency and, what is worse, a loss of personal illusions.
- Allowing a greater selection among applicants to progress along the academic path (Baccalaureate-university) towards university qualifications, since understanding that when both paths (academic and applied) lead to the same degree and with the same knowledge, the academic can be shorter and more demanding.

La nueva factura de la luz

En los últimos meses del pasado año 2019 han aparecido diversas noticias anunciando modificaciones en la factura de la luz que, sin embargo, no han llegado a implementarse el 1 de enero de 2020. El Ministerio para la Transición Ecológica (MITECO) ha decidido mantener la factura, prorrogando para 2020 los peajes y cargos del año 2019.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) elaboró, en julio de 2019, una Circular con la metodología de cálculo de los peajes de las redes eléctricas en virtud de sus nuevas competencias en esta materia, sin embargo, la tramitación de la Circular se demoró hasta enero de 2020 . El modelo de cálculo de peajes de la CNMC viene a llenar un vacío regulatorio que estaba durando demasiados años. Un sistema eléctrico eficiente debe disponer de un modelo conocido y trasparente de cálculo de los costes de las redes y de asignación de los mismos a los diferentes consumidores en función del uso que hacen de las mismas .

La EPA, más allá de las cifras del paro

El pasado 29 de enero se publicó la EPA correspondiente al cuarto trimestre de 2018, y desde todos los medios se ha evaluado con absoluta preferencia, y lógica desde el punto de vista social, la evolución de las cifras de ciudadanos en relación con la actividad económica, y sobre todo la evolución de las cifras del paro y de los desajustes sociales, pero la información facilitada por esta encuesta nos permite mirar más allá de las cifras puntuales del paro, así, a través de su análisis es posible hacer una lectura de largo alcance, lectura que nos permita indagar en las causas y entre las relacionadas con nuestro sistema educativo.

¿Filosofía sólo para Bachillerato? ¿Los profesionales de FP no han de saber pensar ni saber ser críticos?

Muchas instituciones se han manifestado en favor de los beneficios que tiene impartir formación en filosofía a los ciudadanos para contribuir a una mejora social a través de la formación de las personas. Pero esta formación se orienta hacia quienes cursan estudios de Bachillerato, dejando sin los beneficios de esta formación a quienes al finalizar la secundaria obligatoria se orientan hacia la Formación Profesional. Por otro lado, todas las recomendaciones que se dirigen a España apuntan a que se debe incrementar el número de personas que orienten su formación a través de la Formación Profesional, por lo que siendo así, en el futuro crecería el número de personas que quedaría sin los beneficios de la formación en materias de filosofía. Las siguientes reflexiones plantean y justifican con datos este problema, razonando como la Formación Profesional debe incrementar fuertemente su número de alumnos, y por ello debe modificarse lo necesario de nuestro sistema educativo para que este número de ciudadanos, que tenderá a ser mayoría social, reciba la mejor formación en cultura y valores, en lo que juega un papel relevante las materias de filosofía, y así conseguir una sociedad avanzada.

Formación Profesional, no ha de ser sólo formación en habilidades

Es el sistema educativo, nuestro sistema educativo, el que precisa de una urgente reforma.
En mi opinión, deberá ser una reforma de nuestro sistema educativo que debe promover:
- una Formación Profesional moderna e innovadora...
- una Formación Profesional no pensada para formar obreros más o menos hábiles en determinadas profesiones...
- una Formación Profesional que, cursada por la inmensa mayoría de la población, configure una sociedad culta...
- una Formación Profesional que, diseñada como camino de formación aplicada alternativo al Bachillerato...